Cada uno de nuestros productos pasa por nuestra propia casa (nos referimos a uno de cada tipo, te prometemos que el tuyo es nuevecito), así es como sabemos que vale la pena. Amamos los productos que, al usarlos, no pasan desapercibidos aunque estén hechos para cosas tan cotidianas como lavar los platos o tomar un te. Queremos que disfrutes de los pequeños placeres de la vida tú solito o con los que amas.